Reforma fiscal: Especial IRPF 2015-2016

Se habla de bajada de impuestos, pero lo cierto es que no es así. Aunque se reduce la carga impositiva que los contribuyentes han padecido en los últimos años, si nos remontamos a la situación anterior a ese paquete de medidas para reducir el déficit público que incluía severas exigencias fiscales (es decir, si nos remontamos al 2011), comprobamos que la anunciada bajada de impuestos, para la mayoría de los ciudadanos, no es tal.

Algunas de las nuevas medidas de la reforma fiscal favorecen sin duda a los contribuyentes, pero en otros aspectos salimos perdiendo. En cualquier caso, si quieres pagar menos entérate de cómo te afectará la reforma y que medidas puedes tomar para pagar menos renta a partir de este enero.

Contáctenos para más información

CONTACTO

Lei 26/2014, de 27 de noviembre, per la cual se modifica la Lei 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, el texto refundido de la Lei del Impuesto sobre la Renta de no Residentes, aprovada por el Real decreto Legislativo 5/2004, de 5 de marzo, i otras normas tributarias.

 

Principales claves de la reforma:

En general

El número de tramos de la base imponible general pasa de 7 a 5.  Los tipos mínimo y máximo bajan (y lo harán aún más en 2016): el mínimo pasa del 24,75% en 2014, al 20% en 2015 y al 19% en 2016 El máximo pasa del 52% en 2014, al 47% en 2015 y al 45% en 2016.

TARIFA DE LA BASE GENERAL 2015

taules - Copy

 

Cambia también la base del ahorro, que se hace progresiva… aunque sigue siendo más elevada que en 2011.

taules

 

image

  • Se incrementa el mínimo personal del contribuyente.
  • Suben los mínimos familiares por ascendientes, por descendientes y por discapacidad.
  • Se puede aplicar los 1.150 euros de mínimo por ascendiente aunque éste haya fallecido en el periodo fiscal, siempre que conviviera con el contribuyente al menos la mitad del periodo entre el inicio del año fiscal y el fallecimiento.
  • Se crea una deducción de 1.200 euros para la familia numerosa general (2.400 para familia numerosa especial) y para contribuyentes que tengan discapacitados a su cargo.
  • Se incluye como gasto deducible del trabajo en concepto de “otros gastos” un importe de 2.000 euros (ampliable en ciertos casos).
  • La indemnización por despido queda exenta de tributar, hasta una cuantía de 180.000 euros. Por encima de ese dinero, tributa como rendimiento del trabajo.
  • Los rendimientos positivos del capital mobiliario del ahorro (intereses…) podrán compensarse con pérdidas patrimoniales, aunque con limitaciones.
  • La reducción general por los rendimientos el trabajo queda solo para quienes tenga unos rendimientos del trabajo inferiores a 14.450 euros.
  • La reducción por rendimientos irregulares (indemnizaciones, subvenciones…) baja al 30%.
  • Los propietarios de inmuebles distintos a la vivienda habitual que no estén alquilados, deben seguir declarando la renta imputada inmobiliaria a partir del valor catastral… sin ninguna reducción.

 

SI TIENE INVERSIONES

  • Dejan de diferenciarse a efectos fiscales las ganancias patrimoniales derivadas de transmisiones de más y menos de un año. Actualmente las de un año o menos tributan en base general, pero esto cambia con la reforma.
  • pujaSe introduce un nuevo supuesto de exención aplicable por contribuyentes mayores de 65 años para las ganancias patrimoniales derivadas de la transmisión de cualquier bien de su patrimonio, siempre que el importe total obtenido por la transmisión se destine en el plazo de seis meses a constituir una renta vitalicia asegurada a su favor.
  • Se elimina la exención de 1.500 euros en dividendos. Hasta 2015 los dividendos por valor inferior a esa cantidad, estaban exentos… a partir de enero ya no.
  • Quienes contrataran un seguro de vida  antes del 20 de enero de 2006 (no de los temporales renovables),  saldrán perdiendo con la reforma, pues acaba con la compensación prevista para esos productos.
  •  La reforma acaba también con los coeficientes reductores de las ganancias de acciones y fondos de inversión, adquiridos antes del 31 de diciembre de 1994 (que eran unos coeficientes del 25% y 14,3% respectivamente).

SI TIENE UN IMMUEBLE QUE QUIERE TRANSMITRE

  • Desaparecen los coeficientes de actualización (que corrigen la depreciación monetaria al actualizar el valor de adquisición) en la transmisión de inmuebles, y también los coeficientes reductores para bienes adquiridos antes de 31 de diciembre de 1994, si superan los 400.000 euros. La supresión de ambos coeficientes supondrá un aumento de la ganancia a declarar por el transmitente y un mayor pago de IRPF. Por lo tanto, tomar la decisión de transmitir estos inmuebles antes de que acabe el año, puede suponer un importante ahorro fiscal.
  • Se mantiene la exención por reinversión de la ganancia obtenida con la venta de la vivienda habitual.

 

SI TIENE UN PISO ALQUILADO O VIVE DE ALQUILER

casa

  • Se mantiene la reducción del 60% por arrendamiento de vivienda, pero se especifica que solo se aplica la reducción en caso de rendimiento positivo.
  • Se elimina la reducción del 100% para los arrendamientos a menores de 30 años (también para los contratos anteriores a 2015).
  • Se elimina la deducción por alquiler de vivienda habitual, aunque se mantiene para los contribuyentes que sean inquilinos antes del 1 de enero de 2015 y tengan derecho a la deducción.

Si queréis ampliar esta información, obtenéis ninguna consulta no dudáis al poneros en contacto sin ningún compromiso.

Así mismo os informamos que podéis solo licitarnos el cálculo de los efectos de esta reforma en vuestra fiscalidad.