NOVEDADES DE REFORMAS URGENTES DEL TRABAJO AUTÓNOMO 2018 EN MATERIA DE IRPF

Existen dos novedades en materia de IRPF para los autónomos que desarrollan su actividad a través de una actividad profesional o empresarial:
Deducibilidad de los gastos de suministros de la vivienda parcialmente afecta a la actividad económica y de los gastos de manutención incurridos en el desarrollo de la actividad en estimación directa.

El artículo 11 de la Ley 6/2017 añade las letras b) y c), con efectos desde el 1 de enero de 2018, a la regla 5ª del apartado 2 del artículo 30 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas en los siguientes términos:

  1. Contribuyentes que afecten parcialmente su vivienda habitual al desarrollo de la actividad económica.
    En estos casos, serán deducibles los gastos de suministros de dicha vivienda entendiéndose por tales: agua, gas, electricidad, telefonía e Internet.

    Tales gastos serán deducibles en el porcentaje que resulte de aplicar el 30 por ciento a la proporción existente entre los metros cuadrados de la vivienda destinados a la actividad respecto a su superficie total, salvo que se pruebe un porcentaje superior o inferior.

    El procedimiento para calcular el importe deducible de estos gastos se muestra a través del siguiente ejemplo:

    La vivienda habitual de un contribuyente tiene 100 m². El contribuyente afecta a la actividad económica que desarrolla 40 m². Los gastos anuales por suministros ascienden a 5.000 euros.

    Proporción de la vivienda habitual afecta: 40 m² / 100 m² = 40%
    Porcentaje de deducción = 30% x 40% = 12%
    Gastos deducibles: 5.000 € x 12% = 600 €

    Nota:
    Lo importante a tener en cuenta es que esta medida  solo es para aquellos autónomos que tengan su actividad afecta a su vivienda habitual a través del modelo 037 no para aquellos que tengan otro local afecto.

    En referencia a los gastos derivados de titularidad  como: IBI, gastos de comunidad, seguro etc se podrá deducir en virtud de la parte afecta del domicilio a la actividad y su porcentaje de titularidad.

    Lo que no comenta la normativa es que si te deduces parte de los gastos de titularidad y gastos de suministros del domicilio y a la vez te estas deduciendo la deducción de la hipoteca ello te pude conllevar un problema, dado que el 100% de esa deducción no sería correcta.

  2. Gastos de manutención del propio contribuyente incurridos en el desarrollo de la actividad económica.
    Los contribuyentes podrán deducir para la determinación del rendimiento neto de la actividad económica en estimación directa los gastos de manutención que cumplan los siguientes requisitos:
  • Ser gastos del propio contribuyente.
  • Realizarse en el desarrollo de la actividad económica.
  • Producirse en establecimientos de restauración y hostelería, solicitar factura normal
  • Deberán abonarse utilizando cualquier medio electrónico de pago.

    Estos gastos tendrán como límite máximo los importes establecidos reglamentariamente para las dietas y asignaciones para gastos normales de manutención de los trabajadores que se contienen en el artículo 9.A.3.a) del Real Decreto 439/2007, de 30 de marzo, por el que se aprueba el Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, que es el importe de 26,67 diarios y 48,08 € si es en el extranjero.

    Nota:
    Todos estos gastos de manutención se deben de producir fuera del domicilio habitual del autónomo (sea el domicilio del local que se desarrolla la actividad o domicilio de vivienda habitual en caso de afección).  Como requisito necesario para ser deducible y no tener problemas posteriores se debe de llevar una hoja de ruta donde se debe demostrar  que ese gasto se ha producido por visitas a clientes sea por trabajo o por relación comercial.

 

Así mismo les recordamos que en materia de deducción de gastos de vehículo por parte de un autónomo la normativa continúa igual.

En caso de vehículos industriales o de transporte será deducible el 100 % del IVA y del IRPF.

En caso de vehículos de turismo solo será deducible el 50 % del IVA y en la mayoría de casos nada del gasto de IRPF a no ser que puedas demostrar lo contrario.